Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | Héctor Acuña

"Si quieren hacer una operación hay límites y hay formas de hacerla"

Así lo sostuvo por La Mañana Oh! por Cadena Oh! el Subsecretario de Asuntos Penal y Penitenciario, Héctor Acuña, que aclaró la situación en la que quedó envuelto durante el fin de semana.

Hace algunos días Héctor Acuña, Subsecretario de servicios penitenciarios de la provincia de Santa Fe quedó envuelto en una situación extraña y polémica. Este martes, eligió Mañana Oh! por Cadena Oh! para aclarar cómo se sucedieron los hechos.

Un medio local aseguraba que el funcionario santafesino había sido interceptado por un control policial, adentro de un auto, junto a la mujer de un preso y que luego el propio Acuña había denunciado a policías, por supuestos malos tratos. Nada de eso ocurrió y Acuña contó lo que realmente sucedió por Cadena Oh!

"El viernes a la noche recibo un mensaje, después un llamado del subjefe de la policía de Santa Fe que me comunica que por orden del Ministro dejábamos de tener apoyo de la Policía de la provincia de Santa Fe en el penal de Las Flores, situación que estábamos teniendo después de los motines en las unidades penitenciarias y se me comunica que ese apoyo puntualmente en la Unidad N°2 que es la unidad de Las Flores no iba a haber más a partir del sábado sobretodo de mañana donde hay circulación" comenzó relatando Acuña.

Y continuó: “Yo tengo un secretario (Walter Gálvez) y un ministro (Esteban Borgonovo) por encima mío que son los que acordaron estas cosas, me comunico con los dos, les comunico esta situación y les digo que se queden tranquilo que yo voy a ir a las Flores cuando cierren los pabellones a organizar la guardia, me preparo para ir a Las Flores, siempre agarro por circunvalación, entro en San Agustín, dejo un bolsón a una mujer que milita hace 20 años con nosotros, no es mujer de ningún preso ni tiene ningún familiar detenido, en su momento lo tuvo pero no tiene a nadie en la actualidad, es una mujer a la que trato como si fuera mi madre, es la mujer a la que yo fui a contarle cuando me recibí de abogado, la paso a saludar cuando hay una fiesta, es amiga, de la familia y de esto pueden dar testimonio los vecinos del barrio”.

Y en el mismo sentido, Acuña insistió: “Es una mujer de 62 años, todos los que viven ahí me ven todos los días, casi todos los días de mi vida paso por esos lugares. Cuando llego, primero voy a saludar a un enfermero, Omar, no estaba Omar, me cruzo, le dejo el bolsón (a la señora) y me dice que estaban a los tiros y le digo que suba, a todo esto en la vereda había unos muchachones tomando algo, viene un móvil del comando, yo bajo la ventanilla, me pregunta dónde vivo, le doy la dirección y le digo ýo soy Subsecretario de Asuntos Penal y Penitenciario, pasé a dejarle un bolsón de mercadería a esta señora que milita con nosotros y me voy a Las Flores´, le muestro mi credencial y me dice que no tiene foto, por eso tiene mi documento”.

Ante la pregunta del periodista Marcelo Garrido sobre si, según la información trascendida, el hecho habría ocurrido a la 1 de la mañana, Acuña explicó: “No, eso fue a las 23.40 aproximadamente”, y señaló: “Todo esto se puede chequear porque está la hora en que yo recibo el llamado y control del GPS de a qué hora pasó el móvil por ahí, aparte llamé un testigo”.

Y contó: “El policía me dice ´no te pongas nervioso´a lo que yo le respondo ´no, no me pongo nervioso, sólo que te expliqué que soy funcionario, tengo permiso para circular, me acaban de llamar, este auto es oficial, te mostré los papeles del auto´, no hay nada que ocultar, yo te di toda la información, me gustaría saber quién me entrevista, me dio el nombre, lo anoté y de ahí me fui a Las Flores, entro a Las Flores y se puede constatar a qué hora entré, salgo de Las Flores aproximadamente 1.30 de la mañana, porque tengo que esperar que se cierren los pabellones para reunirme con los celadores”.

“Yo a Las Flores de cinco días de la semana, voy tres, porque es la hora en que hablo con los celadores para saber cuál fue el pulso de la cárcel, entro y organizo, salgo y un móvil policial me dice ´jefe, ¿le preguntaron datos?´y les respondo que sí, que todo bien y me dice ´por qué no constata quiénes son?´, me voy al comando que está frente del Hipódromo, quiero hablar con el jefe y no estaba y les digo que quiero saber si este móvil estuvo a esa hora en este lugar y quiénes son los nombres”, manifestó el funcionario.

Y agregó: “Le digo a la mujer del comando que deje en claro que yo no tengo quejas sobre el personal, por favor le pido, porque yo soy respetuoso del personal policial, nunca chapié, sólo me identifiqué, porque es el justificativo que tengo yo de por qué circulo”

Y reiteró: “La mujer no tiene ningún familiar preso y en segundo lugar, estaba en la vereda estacionado, no es que yo venía circulando y en tercer lugar, había gente en la vereda, dejar la sensación de que yo estaba intimidando con una mujer, más allá de que es un acto privado de la vida, no es un buen gesto de un funcionario, hasta sería reprochable”.

“Ahora, quiero pensar en voz alta", invitó Acuña: "No hay acción de delito, y ¿Cuál es lo contrario a la moral y las buenas costumbres que en campaña vayas a cualquier barrio a pedir un voto y cuando te piden un bolsón de mercadería no vayas? ¿Dónde está la grandeza de la política, ¿Se puede separar el hombre político del funcionario?, ¿Cuál es el pecado mío, hacerme cargo de una función a las 1 de la mañana? ¿El problema es que un funcionario vaya a resolver a cualquier hora las cosas? ¿Cuál es el inconveniente?“.

Y reflexionó: “A mí no me molesta lo que digan, pero trascendió de una manera aberrante y lo preocupante de esto que nadie mira: ¿Ustedes cómo creen que sería interpretado esto en la calle penitenciaria, ustedes creen que si los presos supieran que esto es cierto, yo no tengo una reacción , en medio de lo explosivo que puede ser esto, plantearlo de este modo. No es la primera vez que a mi me llaman a la 1 de la mañana diciendo que no tienen auto para ir al hospital y yo voy a buscar a alguien y yo no lo voy a dejar de hacer, que digan lo que quieran, me quiebro porque la verdad que cansan”.

“Para la gente que se pregunta por qué ese horario (al que se dirige a Las Flores) porque hasta las 23.30 los internos están dentro del pabellón, pero no de su celda, a esa hora cada interno entra a su celda, se traba su celda y queda cerrado el pabellón, entonces vos podés llamar al celador para que venga a la reunión, por eso el horario, voy siempre a esa hora y puede constatarlo”, detalló el funcionario para no dar lugar a dudas.

Y razonó: “Una cosa para pensar, si esto es cierto, ustedes qué creen que hubiera sido la reacción en el penal, que digan lo que quieran, pero no miden las consecuencias que podemos tener en los tiempos que corremos, ojalá alguien constate el horario en que fui, a que hora fue el GPS, a qué hora entré, a qué hora salí, qué dije, ojalá lo entrevisten al subjefe de policía. Saben por qué lo nombro a Martín Musuruana porque le dije que si alguien me viene a decir, te voy a poner como testigo y me dijo que sí, que lo haga”.

Ante la consulta sobre qué le dijo Martín Musuruana cuando Acuña lo llama en medio del operativo, el Subsecretario de Asuntos Penal y Penitenciario contó que le manifestó “´no, te quiero dejar en claro que estoy acá, pasó esta situación, ojo con decirle algo porque yo soy respetuoso´, porque esa acción mía puede ser interpretada como que yo chapié y por qué me vienen a molestar y soy cuidadoso en esto, a esa aclaración la hice dos veces, a él y la hice cuando fui al comando”.

Respecto a la apreciación del periodista sobre que el hecho puede ser una operación, Acuña manifestó que “es tan sensible esto y yo tengo tanta seguridad en los hechos, que en poco tiempo ustedes van a tener la respuesta de todo lo que pasó, si quieren hacer una operación hay límites y hay formas de hacerla. Tengo un equilibrio muy fino porque son cuestiones muy tensas, le pedí permiso al ministro para venir a conversar con ustedes, el ministro me dijo ´los hechos conciso y sin valoración´.

Y sentenció: “Puede dar testimonio mi ministro de mi competencia, pueden dar testimonio mis compañeros. Quien colgaba pancartas en la campaña en ese barrio en una carretilla, yo, porque me conocen, porque milito ahí, el pecado cuál es, que cuando vos estás en la función pública te olvidas de la gente”

“Para redondearlo los hechos existieron así, lo que se dijo no es cierto lo preocupante es gracias a Dios no se provocó nada, porque el interno conoce las realidad, sabe lo que pasa y si no pasó nada me parece que esa es la myor fortaleza que yo tengo para que se sepa que lo que se dijo no es cierto. Todo es cierto había una mujer sentada ahí, que tiene nombre y apellido, que me conoce porque voy siempre, pero yo no trate mal al personal, no chapié y no hice nada fuera de la ley solo fui a cumplir con mi deber y organizar la guardia”, cerró Acuña.

Hector Acuña.mp3

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario