Opinión |

Sin dudas tontas y de vigencia eterna nuestra lucha nunca tendrá un último round. 18 de marzo de 2018 (derf)

Pero lo importante no es la pelea zopenca es si el escuchar de propios hombres y mujeres de cultivo político y muchas veces con sus vocablos de "retretes tristes" actitudes que no condicen con la sana política y sus cualidades representativas las que suelen ser ejecutadas por hombres o mujeres de cualidades superiores sustentadas en su representatividad ya que fueron electos.
 
Los colgados de las listas y los políticos "zanguijuelas" que luego se suelen autotitular funcionarios no electos pero de calidad profesional.
 
El electo normalmente es de cualidades superiores, pero ni se imagina como pasan los funcionarios tecnicos de niveles superiores. Los cara de nada casi siempre se adueñan de un mando prestado y en su mayoría se los reconoce por sus actitudes abyectas y de poca honra. Normalmente sus carencias de lumbreras propias evolucionan en la necedad del padecer, producto de pretender lograr una elevada calificación social.
 
No conocieron las bondades que suelen tener las calidades de un electo del poder Legislativo o Ejecutivo y su gabinete ministerial  y rogar que los demás no perjudiquen sus logros políticos.
Cuidar las bases tiene que ver con el no defraudar, son éstos los que sienten el pulso de broncas crecientes, buscan argumentos y sacan conclusiones.
 
Son ellos los que eligen, los que piensan y padecen razón por la cual evalúan una próxima elección.
Tal como el fuego es la perdición de los árboles el voto es la sorpresa de las conductas políticas.
Quiera Dios iluminar el sendero del futuro.
 
Oscar Rabanito Barrionuevo

Dejá tu comentario