De pasillos |

Sin vacaciones. 11 de febrero de 2018 (NA-Derf)


En enero, por el Congreso no se ve ni a un fantasma;  sin embargo, hay un senador que descansa poco y fue más de una vez a su despacho.

 

El Congreso estuvo cerrado durante todo enero, como ocurre todos los años. No obstante, siempre se mantiene una guardia mínima de personal debido a que los legisladores nacionales pueden ingresar cualquier día y en cualquier horario a sus despachos.


Generalmente, casi nadie hace uso de esa facultad en enero. Todos aprovechan para descansar. Excepto Miguel Ángel Pichetto, el jefe del Bloque Justicialista del Senado.


Según cuentan en los pasillos de la Cámara alta, mientras todos descansaban el rionegrino asistió con frecuencia a su oficina del primer piso de la Cámara alta y mantuvo algunas reuniones con dirigentes justicialistas.


Al parecer, nadie se atreve a recomendarle que descanse.
 

Dejá tu comentario