Santa Fe | Rosario | Centro de Justicia Penal | Newell's

Sobrino del Pimpi Caminos condenado a 26 años de cárcel

Andrés Caminos fue encontrado culpable en un juicio abreviado de tres muertes que tuvieron lugar entre 2016 y 2018. También lo procesaron por una tentativa de homicidio.

La Justicia condenó hoy a 26 años de cárcel por tres homicidios y una tentativa a un sobrino del exjefe de la barrabrava de Newell's Roberto "Pimpi" Caminos. Se trata de Andrés Caminos, de 26 años, a quien se le homologó el procedimiento abreviado durante una audiencia que se realizó en el Centro de Justicia penal de Rosario.

El integrante del clan Caminos fue encontrado culpable de cuatro hechos que tuvieron lugar entre 2016 y 2018.

Caminos fue imputado por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en carácter de partícipe primario por la muerte de Carlos Leonel Juárez, quien el 25 de diciembre de 2016 fue asesinado a tiros desde una moto en la zona de Lamadrid al 100.

Por ese hecho también fue acusado de haber portado un arma sin la debida autorización legal.

Se lo acusó del delito de Homicidio calificado con el concurso premeditado de dos o más personas y para procurar la impunidad para otro, todo en calidad de partícipe secundario, por un hecho que se registró el 16 de diciembre de 2016 en las inmediaciones de Vera Mujica al 2900.

El condenado, junto otras tres personas, se apersonó en el domicilio Lorena Ojeda de 16 años y efectuaron al menos 6 disparos de arma de fuego, impactándole dos de ellos en zona del tórax de la joven para luego darse a la fuga.

El delito de homicidio calificado con el concurso premeditado de dos o más personas y para procurar la impunidad para otro, todo en calidad de partícipe secundario, se le imputo por un hecho ocurrido el 19 de abril del 2018 en Dinamarca al 500 bis.

Esa tarde el condenado determinó a otra persona para que colabore con el homicidio de la Cristian Javier Reynoso, hecho en el que otras dos personas sufrieron heridas de arma de fuego.

El otro episodio que sumó a su condena sucedió el 29 de noviembre de 2016 en las inmediaciones de Lamadrid al 100 bis. Se le atribuyó que, junto a otras tres personas, mantuvo encerrado a la víctima identificada como J. S, en un departamento bajo amenazas, le dispararon en el rostro para luego sustraerle dinero y darse a la fuga.

Por este hecho se le imputa el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en concurso real con el delito de robo calificado por uso de arma de fuego no hallada.

Dejá tu comentario