Actualidad | Sol Pérez | Javier Milei | Tribunales | Violencia de Género

Sol Pérez y Javier Milei llevan a Tribunales su pelea mediática

La vedette lleva a la Justicia al economista, acusado de haberle gritado en un programa de televisión.

Después de cruzarse un par de veces en televisión, todo terminó a los gritos. La primera vez que Sol Pérez y Javier Milei se pelearon al aire fue en el ciclo Gente opinando, de Net Tv, en medio de un debate económico.

"Me dijiste que no estaba preparada para discutir, y el que no está preparado para discutir sos vos -le dijo la vedette al economista-. Me dijiste chorra, violenta, y pusiste un ejemplo divino de querer ponerme un arma en la cabeza. Encima, dijiste que te quería manotear el bolsillo" el economista le respondió. "Tenés un montón de errores conceptuales -la increpó Milei-. Esto es independiente de si tenés más o menos plata, es una cuestión de valores morales. El liberalismo no es solo superior al socialismo por los resultados cuantitativos. Te propongo que veas mi última charla".

Sol , ese día, amenazó con irse. Y la bronca entre ellos parecía haber terminado. Pero hace una semanas, cuando arrancó el ciclo de Marcela Tinayre, Las Rubias, Pérez y Milei volvieron a cruzarse. Esta vez ella terminó llorando, y él dejando el programa, a pedido de la conductora, para evitar que el escándalo siguiera creciera y por considerar que le había faltado el respeto a la modelo.

Todos estas idas y vueltas terminaron en la Justicia: Sol demandó a Milei. Y por tal motivo se fijó una audiencia de mediación para el 3 de marzo. El economista, con el asesoramiento del abogado Mauricio D'Alessandro, presentó un escrito rechazando al mediador elegido. Ahora habrá que esperar que se fije una nueva fecha.

"La demanda esta mal fundamentada: ella se basa por temas de redes y eso no tiene valor. Nada de lo que pasó amerita una demanda judicial aclaró Milei. Hay que ver todas las agresiones de ella hacia mí: yo le podría hacer un juicio a ella. Lo que haga lo va a perder. Y tendrá que pagar todas las costas".

La vedette, en tanto, tiene como abogado al doctor Martín Francolino, quien en declaraciones periodísticas adelantó que "el juicio que le va a hacer Sol a Milei es por daños y perjuicios, lucro cesante y daño emergente". En caso de que Milei sea quien pierda, debería abonar una importante suma de dinero.

"Supuestamente hay dos demandas -explicó D'Alessando-, una penal por lo que Sol Pérez denomina incitación a la violencia y violencia de género. Pero eso no existe: esa figura tiene que ver con un grupo, incitación a la violencia a un grupo religioso. En una discusión entre un hombre y una mujer, ese cargo no existe. Es más incitación a la violencia lo que hizo ella al romper un auto con un bate de beisbol, por ejemplo, que la discusión con Milei, que es académica. Lo suyo no tiene mucha lógica".

"Milei en ningún momento la trata de nada, al contrario -agregó el abogado-. Si hay injurias porque los dos se tildan de violentos, las injurias se anulan. Eso se llama compensación de injurias. Respecto a lo de chorra, él no le dice 'chorra', él le dice: 'Si vos querés que el Estado me meta la mano en el bolsillo para dártelo a vos, entonces sos una chorra'. Eso es una discusión académica donde los liberales consideran que el Estado debe ser más chico, y le dicen al otro que no deben meterle la mano en el bolsillo. Nadie va a considerar que le dijeron chorra".

"Y respecto al tercer punto, sobre calumnias e injurias, los RT que Sol Pérez cita (esto es, los mensajes de los seguidores que Milei retuiteó en su cuenta), cuando si vos mencionás la fuente en forma fidedigna, no es más que dar a publicidad algo que otra persona se atribuye. Es como culpar a un diario por alguna declaración que haya realizado alguien", concluyó D'Alessandro.

Más allá de las posturas de cada uno de los abogados, la Justicia designará otro día para que se realice la mediación. Y si las partes no llegan a ponerse de acuerdo, el conflicto entre Javier Milei y Sol Pérez que nació en un estudio de televisión seguirá en los Tribunales, buscando una resolución a que lo parecería ser un juego mediático, aunque la vedette lo sienta como una agresión, como también alega el economista.

Dejá tu comentario