Sabta Fe conectada
Actualidad | Receta | salud | veganos

Tallarines vaganos de remolacha

Te dejamos una receta de tallarines de remolacha veganos para que incorpores esta verdura considera, por muchos, como un súperalimento.

La remolacha es calificada por muchos como uno de los llamados súperalimentos, consumirla nos permite obtener numerosos beneficios para nuestra salud: perder peso, regular la presión arterial, mejorar el tránsito intestinal por su alto contenido en fibra, aumentar la fuerza corporal y prevenir enfermedades como las demencias o el cáncer.

Su enorme poder antioxidante mantiene a raya al colesterol malo y reduce, por lo tanto, la presión arterial. Pero su poder no se queda ahí. La cantidad de hierro y vitamina C que contiene la remolacha estimula la producción de hematíes combatiendo la anemia. También regula los niveles de ácido úrico por la acción alcalinizante su elevado índice de minerales y sirve de laxante e hipolipemiante por su enorme porcentaje de fibra.

Te puede interesar: Receta de Sushi vegano

Te dejamos una receta de tallarines de remolacha veganos para que incorpores este superalimento a tu dieta.

Ingredientes:

  • 140 gramos de harina (nosotros utilizamos harina integral de espelta)
  • 90 gramos de remolacha
  • 20 mililitros de agua

Instrucciones:

Cocinar la remolacha al vapor unos 35 minutos, hasta que está tierna. Dejamos enfriar totalmente la remolacha antes de utilizarla.

Batimos la remolacha con los 20 mililitros de agua. Reservamos.

En un bol echamos la harina y la pasta de agua y remolacha. Removemos con un tenedor. Amasamos hasta obtener una bola de masa uniforme y lisa. Es posible que necesites añadirle un poco más de agua o de harina.

Envolvemos la bola en film transparente y reservamos a temperatura ambiente durante 30 minutos.

Partimos la masa por la mitad, tomamos uno de los dos trozos y con ayuda de un rodillo extendemos la masa sobre una superficie enharinada hasta que nos quede con medio centímetro de espesor, lo justo para poder introducirlo en la máquina sin que se nos rompa. Si no tenes máquina, podes amasar hasta que tenga el grosor que quieras.

Le damos forma a la pasta usando una máquina de hacer pasta. Cuando tenemos la pasta del grosor deseado podemos darle la forma que queramos a nuestra pasta con ayuda de la máquina, de un cuchillo o de cortadores para pasta.

Para cocinarla basta con hervirla en abundante agua con sal durante unos 2 minutos o hasta que flote.

FUENTE: elespanol
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario