Distanciamiento 18 de junio 2020
Nacionales | Senado | Cristina Kirchner | Frente de Todos | Cambiemos | presidenta | Casa Rosada | Diputados | Kirchner | Pérez | Tucumán | aborto

Tensa sesión en el Senado

La vicepresidenta y Elías de Pérez debatieron sobre la caducidad del dictamen para designar a la nueva Defensora de Niños, Niñas y Adolescentes

La sesión en la Cámara de Senadores en la que se debatirán varias cuestiones relevantes para la Casa Rosada –entre ellas la Ley de Góndolas– comenzó con una discusión entre la vicepresidenta Cristina Kirchner y la legisladora opositora Silvia Elías de Pérez.

La controversia se inició cuando la senadora nacional por Tucumán pidió la palabra para preguntar por qué se había incluido en el orden del día un dictamen que a su entender ya había vencido.

El objeto del conflicto fue el el pliego de Marisa Graham, que en la sesión de este viernes es designada como Defensora de Niños, Niñas y Adolescentes, un cargo vacante hace 13 años. La funcionaria elegida no tiene el apoyo de Cambiemos y además fue objetada por el colectivo “celeste” por su posición a favor del derecho al aborto libre, legal y gratuito.

“Hay un dictamen que está vencido y lo están poniendo en el orden del día. Creo que tengo la potestad de preguntar o refrendar cuando el reglamento no se cumple”, dijo Elías de Pérez, antes de leer el artículo 106 del reglamento interno de la Cámara alta. “No estoy refiriéndome ni al concurso, ni a la actuación de la Bicameral; sólo al dictamen, que reglamentariamente ya no está en vigencia”, desarrolló.

Cristina Kirchner, presidenta del Senado, retrucó manifestando que en el caso de los proyectos de ley que ya tenían media sanción de la Cámara de Diputados regía otra norma (artículo 1 de la Ley 13.640) y por tal motivo iba a avanzar con el orden del día que se había establecido en labor parlamentaria.

“Acá no estamos hablando de un despacho, estamos hablando de un proyecto de ley”, insistió.Pero, Elías de Pérez pidió la palabra, contradijo a CFK y subió la apuesta: “Creería que quienes deben interpretar el reglamento del cuerpo son los senadores, no la presidencia”.

Visiblemente molesta y confiada en la mayoría que ostenta el Frente de Todos, Cristina eligió la vía democrática para resolver la cuestión: “Vamos a hacer una cosa, como usted dice que es el cuerpo el que debe interpretar el reglamento, vamos a someterlo a votación”.

Finalmente, el Senado decidió avalar la postura de la vicepresidenta (con el respaldo de algunos opositores), quien en medio de la discusión corrigió a Elías de Pérez porque la había llamado “presidente” en reiteradas ocasiones en vez de “presidenta”.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario