de pie
Santa Fe | tercera | imputada | Rincón

Tercera persona imputada por abusos en Rincón

Quedó imputada y en libertad con medidas restrictivas una tercera persona, la hermana de uno de los entrenadores de triatlón de Rincón, Walter Sales y Sheila

Luego de varios días de los casos de abusos, en la ciudad de Rincón, de parte de la pareja de entrenadores de triatlón Walter Sales y Sheila, sumaron este domingo la tercera persona imputada. Se trata de S. D. A. de 26 años por tres delitos de abusos con acceso carnal agravado. Al mismo tiempo se le otorgó la libertad con restricciones.

Todo se enmarca en el caso de los entrenadores de triatlón de la ciudad de Rincón, Walter Sales Rubio de 42 años y Sheila N.A. de 30, que fueron imputados y quedaron en prisión preventiva por lo que dure la investigación por delitos sexuales contra menores y un mayor de edad.

Sin embargo, el pasado jueves, S. D. A. (hermana de Shelia) se entregó en la Agencia de Investigación sobre Trata de Personas ya que era buscada por la policía. Apareció con su abogado defensor y quedó detenida hasta este domingo que fue la audiencia imputativa y de medidas cautelares.

De igual forma, S. D. A. recibió la libertad con restricciones luego de un dictamen con la firma de un psicólogo y un psiquiatra de la Agencia de Investigación sobre Trata de Personas que la señala como una víctima más de Walter Sales Rubio, con una situación similar a la de una víctima de trata, sin voluntad en la comisión de los hechos.

Su confesión fue respaldada por varias de las declaraciones de las personas que realizaron las denuncias, al mismo tiempo que en tres denuncias la señalan como autora de abuso sexual con acceso carnal, siempre con la participación principal del hombre dominando la escena. La investigación sobre su participación, responsabilidad y la dinámica del círculo de violencia continúa.

Por otra parte, el jueves por la tarde el juez Gabriel Candioti ordenó que los entrenadores deportivos Walter Sales Rubio y su pareja, Sheila N. A. fueran imputados por nueve delitos más, de los cinco que ya pesan desde la semana anterior en su contra. El Ministerio Público de la Acusación les impuso la calificación de abuso sexual con acceso carnal, abuso sexual simple agravado, abuso sexual gravemente ultrajante, corrupción de menores, todos los hechos agravados por ser guardadores al ser educadores.

Hasta el momento 13 de las víctimas son mayores de edad y los abusos ocurrieron cuando eran niños y/o adolescentes de entre 11 y 15 años. Una sería mayor de edad al momento de padecer los ilícitos. El lapso de todos los abusos va desde el 2010 hasta el último tiempo. El lugar en que se cometieron los hechos, según señalaron familiares de las víctimas y fuentes judiciales, fue la casa en la que convivía la pareja.

Allí había un espacio para el entrenamiento al que llamaban "El Pozo", cerca de la plaza principal y de la playa que da al río Colastiné donde se hacía natación. Y donde, en temporadas de preparación de eventos deportivos, muchos estudiantes se quedaban a dormir. También ocurrieron los delitos en sitios en los que paraban durante viajes deportivos.

Vegetarianos

Dejá tu comentario