Santa Fe | Santa Fe | Construcción | Turismo | Buenos Aires

Tristeza por el estado del Code

Las obras del Centro de Observadores del Espacio se encuentran paralizadas hace más de un año.

Una de las obras más prometedoras, la realización del Centro de Observadores del Espacio (Code), se encuentra en un pésimo estado.

La empresa encargada de la obra desapareció y dejó de trabajar en el lugar hace más de un año.

Además, el edificio se encuentra demolido en un 50% y solamente se hizo una cúpula del planetario.

Por tales motivos, el integrante y referente del Code, Jorge Coghlan, dialogó con UNO en la Radio y aseguró que "fue a mediados de 2016 que se dio a conocer la realización de las obras para un nuevo observatorio y en el mes de octubre el gobierno provincial le entrega al municipio el primer tique, equivalente a $5.600.000, para que se llamara a licitación y se diera comienzo a las obras del proyecto planetario, que en total aproximadamente era un monto de $10.000.000 pero que el segundo tramo del dinero surgiría más adelante, con el avance de las obras".

Luego prosiguió "a fines del 2017 las obras tendrían que haber culminado, pero lo curioso es que recién empezaron en abril de 2018, por lo que el Code cerró sus puertas en marzo de ese mismo año. Al principio pudimos ver que el trabajo avanzaba de manera rápida pero en realidad fue porque una empresa de demoliciones tiró abajo el 50% del edificio, algunas partes fueron por error y así quedó hasta ahora y la única parte de la obra que se concretó fue la cúpula de lo que sería el edificio del planetario".

Asimismo, Coghlan se lamentó por el estado lamentable del Code y lo consideró como "patrimonio de la provincia".

"La obra está abandonada hace un año ya que, desde principio de 2019 hubo paros permanentes, no se pagaba al personal, no había materiales y la empresa de Buenos Aires adjudicada en la licitación, dejó un tendal, porque le quedó debiendo a todos los proveedores", sostuvo.

Sobre el momento en que se entregó el edificio para las obras, Coghlan remarcó "cuando entregamos el edificio para su remodelación y la construcción del Planetario, el Code venía funcionando a pleno desde 1993 e incluso fuimos mejorando el edificio con equipamiento y elementos de última generación, colaborando con el turismo de la ciudad y brindando a la gente la posibilidad de poder ver eclipses y otros fenómenos o eventos astronómicos, nunca imaginando que esté en las condiciones en la que todos pueden ver cada vez que pasan por la Costanera".

En cuanto a los elementos del Code, los mismos están en dos contenedores para que no sufran por el paso del tiempo.

En este sentido, uno de los referentes explicó que "hace dos meses" se puso "al frente de un programa de recuperación del salón de exposiciones, algo que la empresa dejó a medias, para poder tener un lugar para resguardar elementos de mucho valor como lo son los libros centenarios, maquetas espaciales, fotografías y demás".

Para recuperar el estilo estético del lugar y cuidarlo a la vez, Coghlan manifestó "colocamos nuevas luminarias y reacondicionamos mobiliario y así poder habilitarlo para socios y el público en general, previo colocar la señalética necesaria para evitar cualquier inconveniente, ya que es zona de obras, pensando que podríamos lograrlo mas o menos, en un mes".

Por último, señaló como "principal responsable" a la "empresa constructora" y agregó "pero tanto la provincia como el municipio no hicieron los controles necesarios para que cumpla con lo acordado".

Dejá tu comentario