Santa Fe | ciudad de Santa Fe | Santa Fe | vacunas | Fútbol | Alto Verde | Arroyito | Barcelona | Partido Justicialista

Un 81,6% de los menores de barrios periféricos no cuenta con obra social

Los datos provienen de un estudio de las asociaciones, instituciones y clubes nucleados en la Liga Infantil de los Barrios (LIB) de la ciudad de Santa Fe.

Un estudio de las asociaciones, instituciones y clubes nucleados en la Liga Infantil de los Barrios (LIB) de la ciudad de Santa Fe, refleja una triste realidad de los niños que viven en los barrios periféricos.

Una vez hecha la recogida de datos por los profesionales y trabajadores de la salud que pertenecen al Frente Ciudadano por la Salud, se dispusieron a realizar un informe denominado Programa Salud Comunitaria.

En total se hicieron 581 controles, de los cuales 486 son menores de 19 años. Los mismos se llevaron a cabo en Atletas de Cristo, 7 Jefes de Scarafía, Barcelona Juniors de Santa Marta, Club Arroyito Seco de Alto Verde, San Francisco Solano de Barranquitas, Cebollitas de Loyola Sur, Apache FC de Santa Marta.

Para la elaboración del informe se realizó cheque médico dividido en tres etapas. Primero control de talla, peso, índice de masa corporal (IMC) y signos vitales.

Segundo, kinesiólogos hicieron un análisis postural y en tercer lugar, se realizó una anamnesis y un examen médico cardiorespitatorio.

El estudio arrojó que el 81,6% de los sujetos estudiados no cuentan con obra social. Pese a esos números, vale destacar un resultado positivo, que marca que el 88,7% tiene vacunas completas, pero un 11,3% posee vacunas incompletas.

En cuanto a los problemas de alimentación, las cifras son alarmantes, ya que un 12,1% tiene sobre peso, un 11,5 obesidad, un 5 se encuentra debajo del peso normal y un 71,4 tiene un peso adecuado.

En relación a los análisis cardiorespiratorios, se halló que en 31 de los 581 controles estaban con alteraciones cardiovasculares, de los cuales 22 eran menores de 19 años.

Programa Salud Comunitaria 1-12.jpg

De acuerdo a los resultados del estudio, el kinesiólogo y colaborador de la LIB, Pablo Speziale, dialogó con UNO Santa Fe, donde aseguró que relevamiento "es un puntapié inicial para a partir de 2020 trabajar en un marco más institucionalizado, de política, para tener una respuesta del Estado".

"La LIB quiere abrir las puertas más allá del fútbol o lo deportivo en dos ejes que son la salud y la cultura, que son los derechos que queremos para que cada club y cada pibe del barrio pueda acceder cerca de su casa", sostuvo.

El enfermero participante del Programa Salud Comunitaria, Néstor Sotelo, desarrolló que "los chicos estuvieron acompañados por sus padres, eso es algo que estuvo bueno durante los chequeos. Se hizo el control de vacunas, y casi todos los chicos estaban cubiertos. Salvo alguna vacuna de Hpv que andaba faltando que si no la encontraban en algún centro de salud iban y buscaban, entonces al tiempo al volver a ver el carnet estaban todas las vacunas completas" y agregó "si tiene sobrepeso, señalamos la falta de nutrientes o alteraciones de hipertensión. Entonces, hay un seguimiento".

Asimismo, el especialista en salud exclamó que "la sociedad tiene que saber lo que es un niño sano".

Por su parte, la fisioterapeuta y miembro de la Comisión de Salud del Partido Justicialista, Rut Menaker, denunció que el Estado llega "pero con malos nutrientes".

En este sentido, en el informe se especificó que "el objetivo inicial fue entregar el certificado de aptitud física para los niños, niñas y jóvenes que participan de las actividades de la liga, los cuales rondan las 2500 personas. Por otro lado, se busca exponer las principales problemáticas sanitarias presentes en los barrios periféricos de la ciudad, lo cual se cree fundamental para poder discutir e implementar políticas públicas sanitarias, sociales y deportivas. En el presente informe realizamos un análisis de los resultados parciales de lo desarrollado hasta la actualidad".

Por último, concluyó "siendo los Clubes de Barrio espacios donde circulan de manera constante poblaciones jóvenes en estado de crecimiento, una política pública tendiente a generar relaciones continuas entre el sistema público de salud y las organizaciones populares creemos que permitirá dar una mejor respuesta a las problemática de la salud que surgen cotidianamente. Por ejemplo: llevar adelante controles actualizados, detectar casos relevantes y poder actuar en forma oportuna, realizar campañas de prevención, de higiene y de nutrición".

Dejá tu comentario