Santa Fe | Rosario

Un partido de fútbol barrial terminó con un menor baleado

Ocurrió este domingo en una humilde canchita de Hostal del Sol, en Pujato y Tarragona. Tras una infracción, hubo más de una decena de disparos.

Una infracción en un partido de fútbol en barrio Hostal de Sol derivó en una discusión multitudinaria y en ese desenfreno, que incluyó más de 10 disparos, un chico de 16 años recibió un tiro en la pierna derecha por el que tuvo que ser trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, y ahora pelea en su casa por volver a jugar al deporte que tanto lo apasiona.

El episodio ocurrió en la tarde del domingo en una cancha ubicada en avenida Pujato y Tarragona, donde se enfrentaban "los Rojos" contra "los chaqueños".

Se cobró una falta y los entredichos fueron subiendo en intensidad, comenzaron las agresiones y los insultos, y cuando quienes estaban observando el pleito se metieron dentro de la cancha, todo fue descontrol.

Dentro de una ola de detonaciones que superó los 10 disparos, Jeremías sufrió un tiro en su pierna derecha que tuvo un orificio de entrada, otro de salida, y una lesión importante que dependerá de su recuperación.

Los profesionales médicos que lo atendieron en el Heca se inclinaron por no apurar una intervención quirúrgica, y le ordenaron reposo en su casa.

Ayer por la tarde, el joven ya pudo retornar a su domicilio de barrio Stella Maris para poder comenzar un proceso de rehabilitación.

"Tanto Jeremías como sus compañeros de equipo saben quién fue el que realizó los disparos. Yo le dije que no tenga miedo. Por eso vamos a pedirle a la policía que investigue fondo y que castigue como se debe a los culpables de esta locura", dijo Nilda, la mamá de Jeremías, al diario La Capital.

"Había gente de mi barrio que estaba observando el partido y vieron quién fue. Por eso, vamos a pedir que se esclarezca", repitió.

Temas

Dejá tu comentario