Dengue
Economía | Despidos | Cuarentena | coronavirus | Guido Kaczka | Ministerio de Trabajo

Una fábrica de colchones despidió decenas de trabajadores

Bed Time ofreció una rebaja del 50% de los salarios que los empleados rechazaron.

En medio de la pandemia de coronavirus, la fábrica de colchones Bed Time despidió de su planta de Tigre a 30 operarios y el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria.

El conflicto comenzó el pasado 16 de abril cuando la empresa notificó que, por problemas económicos, sólo iba a poder pagar el 30 % de la quincena. Un día después, ofrecieron a los operarios dos opciones: un recorte salarial del 50 % o el despido de la mitad del personal con el pago de una indemnización más baja que aquella que el convenio establecía.

"Nos dijeron que una vez que decidiéramos por una u otra opción nos iban a pagar lo que nos adeudaban",contó a El Destape Lucas Sánchez, delegado del sindicato del plástico dentro de la empresa. Además de adeudarles el pago de abril, los empleados denunciaban que había errores en las liquidaciones como en el pago de horas extra o de los días de cuarentena.

El jueves 23, los trabajadores comenzaron una asamblea permanente con retención de tareas, pero la empresa no negoció y la policía se apersonó en el ingreso a la planta incluso para vallar el ingreso.

Los operarios comenzaron a recibir los telegramas de despido a sus domicilios mientras realizaban la asamblea. En la justificación del despido la empresa aduce que los empleados violaron la cuarentena y no acataron las órdenes de los superiores.

Bed Time tiene más de 300 trabajadores, entre ellos 180 son operarios, 30 son administrativos y más de 100 son vendedores. Hasta ahora los recortes y los despidos sólo afectan a los operarios. De acuerdo al Boletín Oficial, el dueño de la empresa es Gerardo Waisburg, un ex directivo de Piero que tiene acciones en la productora Kuarzo junto a Guido Kaczka.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario