Santa Fe | crisis | Violencia de Género | Rosario | Prefectura Naval | Argentina | Ministerio de Seguridad | Policías | Santa Fe

Una familia atravesada por una crisis tras una denuncia de violencia de género

El hecho ocurrió en Rosario

En Rosario una sucesión de hechos desembocaron en una crisis para los integrantes de una familia.

La serie de sucesos comenzó el jueves cuando una vecina de la joven de 20 años, llamada Agostina, escuchó a la mujer gritar desde su casa y por lo tanto, luego dio aviso a la policía.

Resulta que a Agostina fue víctima de violencia de género, ya que le sangraba la nariz porque había sido golpeada por su pareja.

Su hermano Sebastián, que es agente de la Prefectura Naval Argentina, la fue a buscar a la Comisaría 2° y le pidió a los policías la aplicación del protocolo de violencia de género, que llamen a una ambulancia y que se contacten con Fiscalía.

De acuerdo al testimonio de Sebastián, el policía le contestó "no me vas a enseñar a mí cómo hacer mi trabajo payaso”.

En este clima tenso también se encontraba el padre de Agostina y Sebastián, Mario, que también reclamó en la Comisaría.

Luego los tres fueron esposados y abandonados en un cuartito. Por su parte, el prefecto aseguró que los policías le dieron a "entender que esto era un vuelto por todos los casos en que había intervenido la Prefectura en detenciones de policías”.

La tensión iba en ascenso y como el padre de ambos sufre de problemas de corazón, la situación lo saturó y se descompuso por la misma. Ahora Mario se encuentra internado en la sala de terapia intensiva del hospital provincial.

Por estos sucesos de acontecimientos, Sebastián fue apartado de la Prefectura y acusado de atentar contra la autoridad.

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe dieron el parte oficial, donde indicaron que tanto el prefecto como su padre llegaron a la comisaría "y comenzaron a patear la puerta y a agredir físicamente a los efectivos que se encontraban en la seccional, resultando lesionados dos de ellos”.

Dejá tu comentario