Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | Santa Fe | ciudad de Santa Fe | movilización | Argentina | crisis

Una manifestación por más seguridad terminó en escándalo

Una mujer fue agredida por hablar en lenguaje inclusivo

Este últimos jueves, en una manifestación por más seguridad en la rotonda de Guadalupe terminó en escándalo.

Cuando una mujer, identificada como Selma López, iba a dar un discurso con lenguaje inclusivo en representación del barrio Mayoraz, fue agredida por la misma gente que se encontraba en la movilización.

El medio de comunicación, Periódicas, de impronta feminista, se contactó con la víctima y difundió un comunicado.

En el mismo indicó que "el 5 de marzo como vecines autoconvocades representando el Barrio Mayoraz, fuimos un grupo a una concentración en la rotonda de Guadalupe. Desde hace un tiempo en mi barrio, como en la mayoría de la ciudad, venimos teniendo sucesos delictivos, saqueos y muchísima violencia. Este fue el motivo por el cual empezamos a reunirnos,organizarnos, a conocernos, a establecer redes, a reconocernos y a aceptarnos con todas las diferencias, cultivando la tolerancia, el respeto y la diversidad de criterios políticos, religiosos y culturales".

Luego prosiguió "estamos de acuerdo en que el problema de las gestiones políticas es que toman decisiones de coyuntura y no decisiones y proyectos estructurales, es por esto que nuestra estructura social está cada vez más deteriorada. No estamos orgulloses de estar pidiendo seguridad por nosotres, por nuestres cociudadanes, por nuestres vecines. No estamos orgulloses de hacer reclamos a los oídos sordos de los que gestionan en el Estado".

"Este es un problema social de Argentina de hace décadas. Y no tenemos banderas políticas, ni religiosas. Nuestra bandera es la de vecinas, vecinos y vecines de la ciudad de Santa Fe. Lo que queremos es vivir segures y tranquiles. Todes tenemos distintas problemáticas, económicas, familiares, laborales, de discriminación, de abusos de todo tipo. En fin, todo lo que se vive en estos tiempos revueltos de hambre y crisis", sostuvo.

En otro pasaje del comunicado, señaló "intentaron callarme. Acusandome. Si hubiesen tenido piedras sentí por momentos que podían matarme a pedradas. Solo por escuchar algo que incomoda. Ejerciendo un tipo de violencia tan simbólica literal, estructural y paradójica, ya que la proclama del encuentro y discursos eran justamente para cesar la violencia".

Por último, concluyó "al hablar en lenguaje inclusivo hablo de todo aquello que no se nombra. Nombrar les da miedo. Porque lo que no se nombra no existe. El machismo es sinónimo de miedo y el miedo es lo contrario del amor".

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario