Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | Despidos | Santa Fe | Santo Tomé | Ataque | Cuarentena | Coronavirus | crisis | Discapacidad | Feriados | gobierno nacional | Represión | Rosario

Una mujer fue despedida por El Túnel

La misma es una cadena de supermercados.

Una mujer que trabajaba como cajera de uno de los supermercados de El Túnel fue despedida en medio de la pandemia del coronavirus.

La cadena de supermercados cuenta con varias sucursales distribuidas por Santo Tomé y Santa Fe.

La empleada despedida dialogó con La Izquierda Diario y aseguró "este junio se cumplirían 13 años que trabajo ahí, 8 trabajando media jornada por mi hijo, el tiene síndrome de down y tiene una cardiopatía congénita, nunca me dijeron que por el caso de mi hijo me quedara durante la cuarentena en mi casa, yo fui a laburar igual".

Asimismo, continuó "sobre el despido lo que pasó fue que una clienta me increpó fuera de mi horario laboral, yo estaba en el supermercado como una clienta más y me hostigó porque estaba mi marido adentro y el de ella no, por eso pidió un libro de quejas y puso quejas sobre un empleado aunque yo no estaba en ese horario laboral".

A la mujer le comunicaron sobre su despido a través de un telegrama, en el cual le indicaban que no había acatado lo dispuesto por el decreto del Gobierno Nacional que imponía el aislamiento obligatorio.

Sobre las condiciones laborales, la empleada despedida expresó que "hacía media jornada por tener un hijo con discapacidad, siempre intentaron decirme que pasaba a otro convenio colectivo de trabajo por trabajar menos horas, queriendo no pagarme las horas extras o pagarme feriados, eso siempre lo estuve luchando, y bueno no les quedaba otra que pagármelo porque yo estaba informada de cómo eran las leyes laborales, pero siempre luchando, es más me despidieron debiéndome horas de las fiestas son como 25 horas trabajadas sin darme el descanso correspondiente".

"Con respecto a las condiciones laborales en cuarentena había no al principio, pero después si, alcohol en gel para lavado de manos, no hay barbijos, ni guantes, ni lentes, solo se quedaron en hacer pasar de a un cliente, pero llegaban días de promociones de tarjeta que se acumulaba mucha gente adentro del supermercado que era lo mismo, el contagio podía ser el mismo", sostuvo.

A su vez, cuestionó a El Túnel, ya que manifestó que están "desprotegidos totalmente,los clientes mismos nos decían “¿por qué no tienen barbijo? ¿Por qué no usan guantes?” cuando yo tomé la iniciativa de ponerme guantes querían que me los sacara porque le causa “pánico” a la gente verme con guantes".

Por otra parte, la mujer destacó el "impresionante" apoyo que recibió y añadió "la mayoría me banca, me mandan sus fuerzas por privado, y las entiendo porque mucha gente tiene miedo a la represión de los dueños, a que los castiguen y los echen porque apoyan a una compañera, pero tengo el apoyo".

Luego cuestionó a la empresa porque "se piensan que un empleado es un robot que tenés que ir a trabajar y nada más, que no tenemos vida, que no tenemos sentimientos".

Al ser consultado sobre la repercusión que trae esto en su vida cotidiana, la trabajadora contestó que "el daño que me hicieron ya está, no voy a volver para que me hostiguen. Venía pasándola mal, pidiendo todos los meses que me paguen lo que corresponde, ese sábado en mi casa me agarró un ataque de nervios, tuve que tomar pastillas para dormir, todo eso que generó en mi salud no lo quiero volver a pasar, sufrí acoso laboral todo el tiempo, me aguanté hasta que un apoderado de la empresa me venga a amenazar que me iba a despedir si no dejaba de reclamar las horas extras los feriados".

Por último, concluyó "el reflejo de esta situación se repite tanto en el sector privado cómo público dónde los trabajadores vienen siendo objeto de constantes humillaciones y maltratos laborales de todo tipo como es el caso del supermercado La Gallega en Rosario, los trabajadores de Farmacity, de las plataformas de Rappi, Glovo y Pedidos Ya ó los mismos trabajadores de la salud quienes se encuentran en constante exposición y que exigen en distintas partes del país medidas básicas de seguridad sanitaria en los distintos hospitales del país. A esto se suman decenas de despidos que ya se comienzan a ver, dónde las patronales aprovechan la crisis sanitaria para ajustar a su personal".

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario