Economía | América Latina | Argentina | Créditos | crisis | Industria | Mendoza | Mercado interno | Paraguay | San Juan | San Luis | Santiago del Estero

Una multinacional egipcia quiere quedarse con los activos del grupo Vicentín

La multinacional Burhan International Group realizó una oferta para quedarse con los activos del grupo, a cambio de hacerse cargo de la deuda que tiene la compañía, estimada en 1.400 millones de dólares.

Un conglomerado de origen egipcio, Burhan Group, realizó una oferta para quedarse con todos los activos del grupo Vicentín, a cambio de hacerse cargo de la deuda que tiene la compañía, estimada en $ 1.400 millones de dólares. Así lo confirmó el vicepresidente del holding del país de Oriente medio, Ibrahim Khalifa, quien agregó que ya mantuvo reuniones con directivos de la agroexportadora santafesina. Aunque detectó interés, las conversaciones no avanzaron porque la firma todavía no abrió en detalle los números de la operación y de la deuda.

Aunque no es tan conocida en Argentina, Burhan International Group es una multinacional que engloba a más de 23 empresas de diversos rubros. La industria de la alimentación está entre sus principales negocios, principalmente en América latina. El 95% de sus clientes son gobiernos de países en vías de desarrollo que necesitan importar alimentos de bajo precio.

El grupo nació en Egipto en 1976 y poseen varias oficinas en diferentes países como Marruecos, Argentina, Paraguay, Eritrea y Sudán. La rama latinoamericana es una empresa ‘trading’, productora y exportadora de productos alimenticios; carnes, aves, pescados y frutos de mar, cereales, aceites y lácteos.

Recientemente, la empresa presentó proyectos de inversión en las provincias argentinas de Mendoza, San Juan, San luis y Santiago del Estero. Están relacionados con la instalación de plantas deshidratadoras de alfalfa, para exportar a Africa y Medio Oriente, y el desarrollo de actividades ganaderas y hortícolas.

El vicepresidente del holding del país de Oriente medio, Ibrahim Khalifa, ya mantuvo reuniones con directivos de la agroexportadora santafesina.

Con estos antecedentes, Khalifa explicó que la crisis de Vicentín abre una oportunidad muy importante para hacerse con activos y marcas locales, de modo de dar un salto de escala. “Si la empresa muestra sus números y está a dispuesta a hacer la operación, nuestros directivos de Egipto están la semana que viene para firmar”, desafió.

El empresario aclaró que la propuesta no sólo abarca a la actividad de procesamiento de granos, sino a todo el grupo, que incluye la actividad frigorífica, logística y procesamiento y alimentos en el mercado interno. Y que no involucra un pago monetario por los activos sino la absorción de la deuda, que se serpa cancelada con un plan de pagos a acreedores comerciales y financieros.

“En caso de concretarse la compra, estaríamos en condiciones de abonar el 100% de los créditos de Vicentin S.A. en un plazo de 24 cuotas mensuales a los pequeños productores (que totalizarían unos u$s 100.000.000) y en cuarenta cuotas mensuales a los medianos y grandes (que totalizarían u$s 250.000.000)”, dijo.

En tanto, la negociación con los bancos y entidades financieras tanto nacionales como internacionales “será encarada intentando llevarles tranquilidad mediante el otorgamiento de avales de los bancos nacionales e internacionales con los que el grupo opera”.

Khalifa se mostró muy interesado en la operación y señaló que tuvo varias reuniones con directivos de la firma. Pero lamentó que “Vicentin S.A. aún no ha brindado información patrimonial, contable y financiera concreta. La operación sería viable en tanto el pasivo esté dentro de lo mencionado por dicha empresa (u$s 1.400.000.000) y que la valuación de sus activos tenga un correlato razonable con dicha deuda”.

Dejá tu comentario