de pie
Actualidad | vacunas | Informe | Oxford

Vacunas: El 85% se usaron en países de mayor ingreso

Un informe de la Universidad de Oxford evidenció que el 85% de las vacunas administradas a nivel global fueron empleadas en los países de mayores ingresos

Según un informe de la Universidad de Oxford evidenció que el 85% de las vacunas administradas a nivel global fueron empleadas en los países de mayores ingresos.

El 85% de las casi 2.300 millones de las vacunas administradas a nivel global fueron empleadas en los países de mayores ingresos, de acuerdo a datos de la Universidad de Oxford: mientras Norteamérica y Europa exhiben tasas de 65 y 55 dosis aplicadas cada 100 personas, respectivamente, en África la cifra baja a tres cada 100 personas.

Estados Unidos

Estados Unidos es la nación occidental que más usó y también la que posee la mayor cantidad guardadas con destino incierto: por ejemplo, ya se distribuyeron 21 millones de las vacunas monodosis de Johnson & Johnson, pero solamente se inyectaron 11 millones.

La gran mayoría de las personas que se inmunizaron en Estados Unidos no pudieron elegir qué fármaco darse, pero con el avance de la campaña comenzaron acciones focalizadas, con vacunatorios móviles para inyectarse uno determinado y la incorporación de las cadenas de farmacia permitió una mayor selección ya que no todas ofrecen las tres marcas aprobadas.

En ese marco, la aceptación de la de Johnson & Johnson se redujo drásticamente frente a las de Pfizer/BioNtech y Moderna, después de que las autoridades la suspendieran durante 10 días en abril tras detectarse efectos adversos en un número muy pequeño de casos.

Antes de fin de mes el presidente Joe Biden prometió donar unas 80 millones de dosis que incluyen la de la farmacéutica Johnson & Johnson, además de otro paquete de 500 millones de dosis exclusivamente de Pfizer que será distribuido a 92 países de bajos ingresos a partir de agosto y durante el próximo año.

En paralelo, hay unas 60 millones de dosis de AstraZeneca que Estados Unidos tiene en su territorio sin utilizar y que la Casa Blanca informó que recién donará una vez que sean aprobadas por su ente regulatorio, a pesar de que ese fármaco ya fue autorizado por varios países que hoy los necesitan con urgencia.

Canadá

En un número más reducido al tener una población casi nueve veces inferior, Canadá también tiene vacunas de AstraZeneca sin administrar que iban a vencer a fin de mayo pero las autoridades sanitarias extendieron un mes su vida útil, por lo que ahora tienen tiempo hasta el 1 de julio para hacerlo.

"Canadá es uno de los países ricos que mayor cantidad de vacunas reservó, al menos 10 dosis por habitante, y, por lo tanto, uno de los que más contribuye a la inequidad respecto a los países en desarrollo", indicó Sangeeta Shashikant, asesora legal de Third World Network, una ONG internacional dedicada a la investigación y promoción de derechos civiles.

La activista fue la firmante de una carta respaldada por más de 210 organizaciones humanitarias y dirigida al primer ministro Justin Trudeau en la que se denunció la "alarmante" disparidad en el acceso a vacunas entre los países ricos y el resto del planeta.

Tanto Canadá como Estados Unidos ya cuentan con cerca del 60% de su población mayor de 12 años con una sola dosis.

Incentivos atípicos

Sin embargo, el ritmo de vacunación en suelo estadounidense se viene reduciendo y para llegar al 70% inmunizado al 4 de julio, meta que se puso la Casa Blanca para darle una nueva carga simbólica a su Día de la Independencia, las autoridades apelan a todo tipo de incentivo.

El estado de Nueva Jersey ofrece una cerveza gratis a todo mayor de 21 años que se vacune, el de Maryland da 100 dólares a sus empleados estatales y otros tantos como California, Ohio y Virginia Occidental otorgan números para un sorteo en el que los que reciban la inyección contra el coronavirus podrán ganarse premios en efectivo, autos y hasta rifles.

Varias empresas también se sumaron a la cruzada, impulsadas más por el marketing que por una política sanitaria, y hay cadenas de comida rápida que regalan donas o hamburguesas para persuadir a quienes todavía dudan de los fármacos.

Otro hecho que expone el acaparamiento de vacunas y la desigualdad en su acceso es la población a la que ya se está inmunizando.

Vegetarianos

Dejá tu comentario