Sabta Fe conectada
Actualidad | relaciones sexuales | Sexo

¿Vale todo en el sexo?

En el sexo, ¿vale todo? En esta nota, enterate qué sí y qué no. Una especialista brinda claves para tener relaciones sexuales plenas y siempre con consentimiento.

Lic. Laura Müller, Psicóloga sistémica y TCC, terapeuta de parejas y sexóloga. IG @lic.laura.muller

Muchas veces me encuentro atendiendo parejas que presentan dificultades en su sexualidad, o pacientes en terapia individual que me plantean situaciones de su vida sexual donde se han sentido avasalladxs y vulneradxs, y me preguntan: en el sexo, ¿vale todo? Siempre me encuentro dando la misma respuesta. Si, vale todo, pero a mi entender, con determinadas características. Vale todo en tanto y en cuanto haya: respeto, responsabilidad, consentimiento.

Me parece importante poder hablar libremente sobre consentimiento sexual. El consentimiento sexual es un acuerdo para participar en una actividad sexual. Antes de mantener relaciones sexuales con otra persona, tenés que saber si esta persona está de acuerdo. Tiene que haber un acuerdo explícito, ya sea verbal o no verbal.

El silencio del otrx no implica consentimiento. Es importante saber que haber dado el consentimiento al principio del intercambio sexual, incluso sostenerlo durante el mismo, no implica que el consentimiento sea hasta el final. Tenés que saber que estás en todo tu derecho de arrepentirte en cualquier momento del intercambio. Si, en cualquier momento, ya que el consentimiento es completamente reversible.

Tengamos bien en claro que sin consentimiento, cualquier acto sexual se convierte en agresión sexual, pudiendo llegar hasta la violación. Puede haber acuerdo y consentimiento sobre la relación sexual en si, pero eso no implica necesariamente que haya consentimiento para todo tipo de práctica dentro de esa relación. Recordemos que hace menos de un año, por primera vez en nuestro país un hombre era condenado a prisión por haber practicado sexo anal de manera forzosa a una mujer que había dado su consentimiento para la relación sexual inicialmente, pero se había manifestado en contra de querer ser penetrada analmente. Por primera vez se condenó una violación dentro de una relación sexual consentida.

Entonces es fundamental entender que consentimiento sexual va de la mano del respeto, y de la responsabilidad. Debemos respetar al otrx, y el respeto incluye llevar a cabo el acto sexual con responsabilidad y cuidado, no solo para la penetración sino también para el sexo oral.

Entonces, nunca des nada por sentado, si dudás, hablá, preguntá, proponé. Y esperá a una respuesta antes de actuar. Siempre recordá que cuando un mayor de edad dice NO, es NO, si permanece en silencio también es NO; solo si dice que si, es SI. Si hay sobreingesta de alcohol o drogas, y puede ser mas manipulable el otrx, ya que no tiene control de sus propios actos, también es NO. Si es un menor de edad, aunque diga que SI, sabé que también es NO.

FUENTE: marieclaire.perfil.com
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario