Economía | crisis | Industria | Ministerio de Trabajo | Santa Fe

Verónica pidió el Procedimiento Preventivo de Crisis

La caída en las ventas sumado a una millonaria deuda bancaria provocaron una situación crítica para la empresa láctea santafesina

La empresa Lácteos Verónica pidió la apertura de un procedimiento preventivo de crisis (PPC) ante el Ministerio de Trabajo de Santa Fe.

La firma, fundada en 1923, tiene una planta ubicada en la localidad santafesina de Suardi y emplea a unas 600 personas. Por día son unos 200 mil litros que se distribuyen además entre los establecimientos que tiene la compañía en Lehmann y Totoras.

En diálogo con El Cuarto Poder, el presidente de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe (Meprolsafe), Fernando Córdoba, indicó que la crisis que atraviesan las empresas lácteas (como es el caso de la cooperativa SanCor, La Suipachense e Ilolay) se debe a la falta de políticas para el sector.

"De diciembre de 2015 hasta enero de 2019, el sector lleva perdidos más de 35 mil millones de pesos, de los cuales 30 mil millones perdió el productor", detalló Córdoba. La consecuencia de este proceso, según el productor, es la cantidad de vacas vendidas, los tambos que tuvieron que cerrar, y en gran medida, las inundaciones en la zona santafesina que limita con Santiago del Estero.

"Hay campos que tuvieron durante un mes más de 30 centímetros de agua, y los animales sufren, se cansan y no pueden echarse. Por esto se terminan sacando y cerrando los tambos. No se ha hecho nada para cambiar ese panorama", explicó.

Por otra parte, Córdoba remarcó que la diferencia económica entre el costo de la leche producida en los tambos y la adquirida en las góndolas radica en la altísima carga impositiva que aplica el Estado: "El productor recibe 10,45 pesos promedio durante febrero, y una leche de primera marca no baja de 42 o 45 pesos el litro". Además, indicó que el aumento en las tarifas, el combustible y las cargas sociales también terminando "distorsionando" el precio final de los productos.

La cartera laboral de Santa Fe, a cargo de Julio Genesini, viene llevando adelante las negociaciones junto a representantes de la empresa Verónica y la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (Atilra). La primera audiencia fue el 7 de marzo, donde la compañía propuso llevar adelante suspensiones de personal o un eventual recorte del 30% de la plantilla.

FUENTE: LT10

Dejá tu comentario