Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | Arroyo Leyes | Entre Ríos

Víbora Curiyú: está prohibido matarlas y son inofensivas

Gran alarma provocó la aparición de una víbora en la ciudad de Paraná. Lo cierto es que es inofensiva para el ser humano.

En la playa El Saucedal, Provincia de Entre Ríos, asomó hace días una gran Curiyú que salió del agua y quedó en la costa, cerca de las sombrillas hasta que un guardavidas la retiró del lugar.

Las autoridades locales aclararon de todas formas que “no es una especie de serpiente venenosa”, por lo que “no representa riesgos para las personas, siempre y cuando no las molesten ni les hagan sentir que están en peligro” y agregaron que “si las personas llegan a cruzarse con alguno de estos ejemplares, no las fastidien ni intenten hacerles daño”.

Este tipo de víboras es muy conocida en la zona de la Costa Santafesina y es común que los pescadores la vean en las islas.

También se recuerda cuando por redes sociales se pedía la colaboración para identificar a unos cazadores que habían matado a una serpiente curiyú que encontraron a la altura del segundo puente del Arroyo Leyes. Los hombres no sólo mataron al ejemplar, sino que se fotografiaron orgullosos de lo que habían realizado y difundieron las imágenes. En esa oportunidad el guardafauna Juan Martín Mastropaolo, decía que las serpientes curiyú “no atacan. Al ser mansas las matan solo por la foto. Es una pena porque controlan ratas y otros animales”.

Entre tantas anécdotas relacionadas con esta víbora se recuerda cuando un grupo de jóvenes que transitaba por la ruta provincial A009 camino al Puerto Reconquista, encontraron una enorme serpiente Curiyú al costado del camino. El animal, de una dimensión de tres metros de largo, permitió que el hombre que la encontró la cargara para la foto y luego la liberaron.

FUENTE: Vecinos de la Costa
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario