Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | Vicentin | Derechos Humanos | Santa Fe

Vicentin es investigada por delitos de lesa humanidad

La Fiscalía Federal de Reconquista, Santa Fe, investiga a Vicentin tras la denuncia de un ex trabajador de la cerealera.

La empresa Vicentin es investigada por delitos de lesa humanidad previo y durante la última dictadura cívico-militar que comenzó el 24 de marzo de 1976.

La investigación está a cargo de la Fiscalía Federal de Reconquista, en Santa Fe, y se inició tras la denuncia de un ex empleado de la cerealera, Oscar Zarza.

Este trabajador que hoy en día tiene más de 70 años y vive en la ciudad santafecina de Avellaneda, contó que fue secuestrado en enero de 1976 y en noviembre de ese mismo año por su actividad gremial.

En diálogo con Télam, reveló "me detuvieron en la fábrica, a poco de entrar a trabajar, y me hicieron un acta con una máquina de escribir que les dio personal de la empresa. Me llevaron a una sala y el que facilitó todo era un capataz que le decíamos 'El Sapo' Vicentin, pero no era parte de la familia que era dueña de la firma".

Para más información: Los empleados de Vicentin están de acuerdo con la expropiación

Asimismo, aseguró que cuando fue secuestrado en enero de 1976, al mes siguiente fue liberado. También relató que el 2 de noviembre volvió a ser privado de su libertad de forma ilegal y que lo mismo le ocurrió 14 trabajadores más que tenían actividad como delegados sindicales en Vicentin.

Según en su declaración ante el fiscal federal de Reconquista, Roberto Salum, Zarza expresó que aquella vez vio a efectivos del II Cuerpo de Ejército, pertenecientes al batallón 621, que habían arribado desde Rosario para realizar el operativo.

Asimismo, manifestó que después lo trasladaron desde la III Brigada Aérea hasta la Guardia de Infantería Reforzada de la ciudad de Santa Fe, un lugar que fue una dependencia policial, en la cual funcionó un centro clandestino de detención.

Luego Zarza terminó "legalizado" en la cárcel de Coronda y recuperó su libertad en diciembre de 1978.

Tras las declaraciones de este ex trabajador, la fiscalía debe esperar que la Secrearía de Derechos Humanos de Santa Fe le brinda más información para seguir avanzando en la investigación.

Por su parte, la Federación Aceitera, la cual es el gremio de los trabajadores de ese rubro, avisó que está a disposición de revisar los archivos con la intención de aportar más información a la investigación.

En ese sentido, en declaraciones con Télam, el representante legal de Aceiteros, Juan Combi, indicó: "Creemos que como gremio debemos asistir a nuestros afiliados ante la justicia y vamos a revisar nuestros archivos para analizar actas de asambleas y ver si podemos aportar información para la causa en relación a si se llevaron delegados que hablaron en las asambleas".

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario