de pie
Policiales | violencia de género

La Falda: detuvieron al marido de la mujer desaparecida

La orden la dio la fiscal de Villa Carlos Paz sobre la base de eventuales contradicciones en las declaraciones del hombre, quien había denunciado la desaparición.

En la tarde de este lunes, quedó detenido Javier Carlos Galván, pareja de Ivana Módica, la mujer desaparecida desde el viernes pasado en La Falda, en el Valle de Punilla.

La orden la dio la fiscal de Villa Carlos Paz, Jorgelina Gómez, sobre la base de eventuales contradicciones en las declaraciones del hombre, quien había denunciado la desaparición de la mujer de 47 años. Por ahora está acusado de “falso testimonio calificado y entorpecimiento de la investigación”.

El hombre, que tiene 44 años y es piloto de la Fuerza Aérea, tenía una denuncia por violencia de género en su contra.

A cuatro días de su desaparición, aún no hay pistas firmes sobre dónde puede estar la mujer. “Todas las hipótesis están abiertas”, dicen los investigadores, quienes vienen realizando un intenso trabajo para establecer cuáles fueron sus últimos movimientos antes de que su familia perdiera contacto con ella.

El viernes pasado la policía científica realizó pruebas de Luminol en el domicilio de Módica para detectar posibles manchas de sangre. Y el sábado dispuso el cierre del acceso al cerro La Banderita -donde ella solía caminar por las noches, según contó su pareja- para que ingresaran los perros entrenados para la búsqueda de personas extraviadas. Del operativo también participaron los bomberos voluntarios de Valle Hermoso y Villa Giardino, que concentraron su rastrillaje en las zonas del cerro El Dragón.

La última persona que tuvo comunicación con ella fue su hija Nicole, el jueves por la noche. Fue un intercambio de mensajes telefónicos que se cortó alrededor de las 23. Por eso, los investigadores apuntan en la localización de testigos que pudieran haberla visto tanto durante la noche del jueves como por la mañana del viernes.

“La última persona que la vio fue su pareja. Hablé con él y dijo que se había ido de su casa para ir a trabajar y ella se había quedado durmiendo. Aparentemente, su plan era ir al cerro en el día. Ella estaba súper contenta y feliz”, detalló la hija de la mujer desaparecida. Y agregó: “No creo que haya salido a caminar estando incomunicada. Es súper precavida”.

Al momento de su desaparición, Ivana vestía zapatillas de senderismo de color negro, y tenía una mochila anaranjada con tiras negras. Mide 1,72 metros, tiene tez blanca, cabello largo, rubio y lacio, ojos de color marrón y pesa entre 60 y 65 kilos aproximadamente. Tiene un tatuaje de dos alas en la zona baja de la espalda, no usa piercings ni tiene cicatrices.

Los que tengan información sobre su paradero deben contactarse al teléfono de Tribunales de Cosquín, 03541-454985 (interno 56261), o a la línea de la Unidad Judicial de La Falda (03548-422834).

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario