Sabta Fe conectada
Internacionales | vacuna | Río de Janeiro | coronavirus | Oxford

Voluntario brasileño que testeaba la vacuna de Oxford falleció

Se trata de un médico de 28 años que formaba parte del contingente brasileño de voluntarios en el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus producida localmente por el instituto Fiocruz

Se trata de un médico de 28 años de la ciudad de Río de Janeiro que formaba parte del contingente brasileño de voluntarios en el desarrollo de la vacuna producida, localmente, por el instituto Fiocruz, del Gobierno federal.

"En relación al fallecimiento del voluntario de test de la vacuna de Oxford, la Anvisa fue formalmente informada de ese hecho el 19 de octubre de 2020", informó el órgano regulador estatal brasileño.

El gobierno del presidente Jair Bolsonaro desembolsó 1.900 millones de reales (unos 400 millones de dólares) para formar parte de las investigaciones de la vacuna de Oxford. El grupo de trabajo en Brasil de la vacuna de Oxford está siendo llevado a cabo por la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp) y la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), principal centro laboratorial nacional.

Las autoridades indicaron que no se puede determinar si el médico recibía la vacuna o un placebo. Según explicaron fuentes vinculadas al caso a la prensa local, el motivo es que los ensayos son doble-ciegos, es decir que ni los médicos ni los pacientes saben si lo que están tomando es vacuna o placebo.

Las fuentes indicaron que el médico trabajaba en una clínica privada de Río de Janeiro y que habría recibido la dosis a fin de julio. El médico contrajo la Covid-19 en septiembre y falleció el 15 de octubre, tras lo cual Anvisa fue avisada este lunes.

La noticia llega en medio de un escándalo sobre otra vacuna que está siendo desarrollada en Fase 3 y con niveles de seguridad en al menos 9.000 voluntarios, la Coronavac de Sinovac Biotech.

El 35% de los voluntarios experimentaron reacciones leves, como dolor en el lugar de aplicación de la inyección o dolor de cabeza posterior. El Ministerio de Salud aceptó el martes incluir la Coronavac en el programa de vacunación una vez aprobada por Anvisa, pero el presidente Bolsonaro, un aliado de Estados Unidos y particularmente del presidente Donald Trump, determinó el cese de la cooperación con el estado de San Pablo.

Sinovac hizo un acuerdo con el paulista Instituto Butantan, mayor fabricante público de vacuna de influenza del Hemisferio Sur, para desarrollar la Coronavac en Brasil. El país también es escenario del desarrollo de la fase III de la vacuna rusa Sputnik V, pero según el Ministerio de Salud se encuentra por detrás en el desarrollo de la de AstraZeneca y de Sinovac..

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario