Distanciamiento 18 de junio 2020
Actualidad | xilitol | salud

Xilitol: De qué se trata el endulzante natural de moda

El xilitol se ha puesto de muy moda entre los que llevan un estilo de alimentación sano y natural. Tiene un 40% menos calorías que el azúcar y el mismo aspecto y sabor. Te contamos todo lo que tenés que saber antes de consumirlo.

Desde un tiempo a esta parte, la comida sana y natural se ha puesto, por suerte, de moda y mucho son los que eligen alejarse de los alimentos ultra procesados. El Xilitol es uno de los “nuevos” aliados para los que no quieren consumir azúcar o edulcorantes comunes. Pero ¿de qué se trata realmente el Xilitol? Beneficios y contraindicaciones.

El xilitol o xylitol es un edulcorante empleado para la elaboración de bebidas, caramelos o chicles que no contienen azúcar. Se obtiene del abedul o de una fibra vegetal llamada xilano y es un sustitutivo del azúcar. Contiene un 40% menos de calorías que este último y reduce la probabilidad de sufrir caries de un 30% a un 85%.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el uso de xilitol fue muy popular en Finlandia, al no contar con azúcar de otras fuentes, como la remolacha o la caña de azúcar, que debían ser importadas. Tras la guerra, su uso disminuyó, pero en los últimos años está volviendo a ser un endulzante muy utilizado en todo el mundo por su sabor, versatilidad y beneficios para la salud.

Te puede interesar:

Beneficios del xilitol

  • Refuerza el sistema inmunológico: El xilitol aumenta la actividad de los glóbulos blancos. De esta forma, refuerza nuestro sistema inmune y nos protege de sufrir enfermedades bacterianas.
  • Aumenta la densidad ósea: Numerosos estudios recientes afirman que este edulcorante aumenta el contenido óseo y mineral, reduciendo así las posibilidades de sufrir osteoporosis.
  • Recomendado para diabéticos: El xilitol está totalmente recomendado para personas con diabetes. Al no contener fructosa, no influye en los niveles de glucosa e insulina en sangre.
  • Previene la caries e infecciones en la boca: La caries se forma a través de las bacterias de la boca. Estas perforan los dientes y, de no tratarse a tiempo, puede provocar la caída de los mismos. El xilitol no sólo no produce caries, sino que previene las mismas. Colapsa las bacterias e impide que absorban glucosa. De esta forma, evita el crecimiento bacteriano.
  • Retrasa el envejecimiento de la piel: Esta demostrado que el xilitol aumenta la producción de colágeno. El colágeno es un tipo de proteína que nosotros mismos fabricamos y que aporta mayor resistencia, elasticidad y regeneración de los tejidos. Así, previene la formación de arrugas y nos permite lucir una piel mucho más joven.
  • Previene los casos de otitis: Ya hemos comentado las propiedades antibacterianas del xilitol. Así, también ayuda a protegernos contra las infecciones de oído.

Contraindicaciones:

Es necesario saber que el xilitol está a un precio mucho más elevado que el azúcar tradicional o cualquier otro edulcorante, ya que en la Argentina, 200 gramos de xilitol puede costar más de 500 pesos.

Pero, más allá de lo económicos, el consumo elevado de xilitol se asocia a un aumento de gases, a molestias estomacales y a diarreas. Por eso, si te pasas a este edulcorante natural, la recomendación general es no tomar más de 35 gramos diarios. Un último e importante dato a tener en cuenta, es tóxico para perros, por lo que cuanto más lejos los mantengamos de este polialcohol, mejor.

FUENTE: hogarmania/elconfidencial
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario